• María Claudia Uribe

Rutinas familiares que promueven la salud mental


Comencemos el año generando pequeños cambios en nuestras rutinas familiares que promuevan la salud mental familiar.


Las familias vienen de diversos estilos, tamaños y edades. La convivencia familiar ofrece una oportunidad especial de fomentar bienestar, cuando hay una estructura y una forma de relacionarse que promueve la sana vinculación entre sus miembros.


A continuación, algunas rutinas que puedes empezar hoy para promover la salud mental de tu familia:

  1. Saludarse cariñosamente. Indistintamente, de que seas una persona “mañanera” o suelas despertarte “arrastrando la manta”, procura que el primer contacto que tengas con tu familia, sea uno que comunique lo importante que cada uno es en tu vida. Una sonrisa, un gesto o saludo cariñoso, le hacen saber a tu pareja, hijos, hermanos, que su presencia importa y que hay un lazo afectivo que los une.

  2. Sentarse juntos a la mesa. Las comidas en familia dan una oportunidad de congregarse y compartir, sin que haya un motivo especial para hacerlo. No siempre es posible coincidir en los horarios; pero acordar sentarse juntos a la hora en que el último en llegar a casa come la cena, por ejemplo, y tomarse un té, un postre o simplemente acompañarse un rato, permite que puedan intercambiar cómo estuvo el día de cada uno, compartir cómo se sienten y conocer aspectos del mundo interior de cada uno.

  3. Darle prioridad a la diversión. Es fácil quedar atrapados en una lista interminable de tareas, responsabilidades y labores. Darle prioridad a divertirse implica incorporar diversión en las actividades diarias: hacer relajo, reírse un poco de sí mismos, inventar juegos, involucrarse en los temas y actividades que interesan a cada miembro de la familia y tratar de compartirlos, optar a veces por el camino más largo porque es el que más disfrutamos, “perder el tiempo” juntos…

  4. Darse las buenas noches: “besa siempre a tus hijos antes de dormir, incluso si ya están dormidos”. Hacer un alto antes de terminar el día para tener un gesto cariñoso con cada uno transmite afecto y abre el espacio para compartir sentimientos o pensamientos que estén afectando positiva o negativamente y que convenga expresar y compartir.

  5. Establecer juntos un calendario de actividades que quieran hacer como familia durante el mes o el trimestre ir revisándolo, haciendo los ajustes que correspondan. Recuerda que el objetivo del plan es algo que los involucre y acerque; no importan los detalles o lo “bien” que se haga.

  6. Tener acuerdos sobre labores domésticas. Parte de fomentar la salud mental familiar es procurar reducir el desgaste que generan las tensiones alrededor de tareas diarias. Repartir responsabilidades, acordar consecuencias de no cumplirlas y llevarlo a cabo con paciencia y ecuanimidad facilita la convivencia.

  7. Practicar juntos algún deporte, desde una caminata hasta deportes extremos. Cualquier deporte acordado en conjunto es válido.

  8. Rezar o hacer alguna práctica meditativa en familia.




Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Instagram
  • Facebook Basic Square
  • YouTube