• Tomás Vásquez

Reconociendo las expectativas en la relación de pareja


Las expectativas en y de una relación puede llevar a varios desencuentros en la vida de una pareja. Es común tener expectativas; en ocasiones, podemos ser conscientes o no de ellas. Una expectativa, según el Diccionario de la Lengua Española, es la “esperanza de realizar o conseguir algo”. En ese sentido, solemos desarrollar expectativas o ideas preconcebidas sobre lo que suponemos viviremos en una relación de pareja.


¿Cómo aparecen las expectativas? Pueden ir dirigidas tanto a lo que se espera del otro, como de sí mismo. Cuando nos referimos a lo que esperamos recibir u obtener del otro o que el otro nos brinde, estamos hablando de las expectativas que tenemos de la pareja. En cambio, cuando hablamos sobre aquello que esperamos vivir o sentir dentro de la relación, son las expectativas que tenemos de nosotros mismos. Por ejemplo: si en mi relación de pareja, tengo la expectativa de ser el principal sostén económico de mi casa o sostener a mi pareja, esa es una expectativa que tengo sobre mí dentro de la relación.


Es importante reconocer que nuestras expectativas, sean conscientes o no, aparecen informadas de lo que hemos visto en el contexto en el que hemos crecido. La relación de pareja que encontramos en nuestra historia familiar (empezando por la de nuestros padres, abuelos y tíos), las que vemos retratadas en los medios de comunicación, las de nuestras amistades e incluso nuestras propias relaciones pasadas, influyen en lo que esperamos encontrar y/o construir en nuestra relación actual.


Las expectativas pueden ir desde los aspectos económicos e instrumentales hasta los afectivos, que están relacionados con la cercanía y sintonía emocional: el saber que somos importantes para el otro y aceptados por el otro. Van desde las decisiones rutinarias hasta las trascendentales como, por ejemplo, si queremos o no tener hijos.


La fidelidad del otro, que sea un sostén o complemento ante todos los retos del mundo, que sea una compañía para no quedar solo/a, ser la persona a quien elegí para tener hijos/as, ser apoyo económico, obtener o mantener un estatus social/civil… estas y otras más son algunas de las expectativas más comunes que el psiquiatra Clifford Sager mencionaba en su obra en los años setenta.


En la consulta de terapia de pareja, es común escuchar cómo existen desencuentros o conflictos en las relaciones vinculadas a las expectativas. ¿Cómo ocurre? Consideramos que influyen al menos tres aspectos:

  • El grado de conciencia que se tiene de las propias expectativas;

  • La apertura para conversar con el otro sobre lo que cada miembro de la relación espera o anhela;

  • ¿Qué tanto esas expectativas pueden coincidir o ser totalmente opuestas?


Cuando hacemos referencia al nivel de conciencia que se tiene de las propias expectativas. Implica pensar en qué es lo que yo espero dar y recibir, qué puedo y quiero aportar en la construcción de una relación con otra persona y qué me gustaría vivir o recibir del otro o de la relación.


Luego, la apertura para conversar con la pareja sobre lo que se espera y anhela es importante. ¿Para qué? Para brindarle mayor claridad al otro de cómo pienso y siento y viceversa, es decir, tener una mayor comprensión de cómo siente el otro. Además, es abrir el espacio a pensar: “y bueno, ¿Qué esperamos nosotros de nuestra relación? ¿Qué anhelamos construir juntos? ¿Cómo estamos eligiendo vivir nuestras vidas?”.


Cuando abrimos el espacio para conversar sobre nuestras expectativas como pareja, ello nos permite pensar qué tanto las expectativas son similares, diferentes, complementarias u opuestas. Por ejemplo, ambos podemos estar de acuerdo en que esperamos tener hijos, pero tenemos expectativas diferentes de cómo vamos a ejercer la crianza y disciplina. Otro ejemplo es cuando un miembro de la pareja quiere tener hijos, pero el otro no lo desea todavía; aquí las expectativas son opuestas.


Independientemente del grado de diferencia de las expectativas, el Dr. John Gottman experto en la investigación de relaciones de pareja, nos señala que, si no se abre el espacio para conversar y comprender la posición de cada uno, puede generarse un conflicto o un estancamiento en la relación, erosionándola e hiriendo a los miembros de la pareja, en donde pueden sentirse incomprendidos o rechazados por el otro.


¿Cómo podemos hablar de nuestras expectativas como pareja?

Algunas recomendaciones de la terapeuta de pareja Kara Hoppe son:

  • Abriendo la conversación desde un momento seguro. Acordando un momento para hablar de la relación o abrir una conversación vulnerable, puede ayudar a que ambos puedan sintonizar;

  • Limitando las distracciones en la conversación, procurando que sean cara a cara y recordando que son un equipo;

  • Hablando en primera persona de forma clara y amable (evitando culpar y sin sarcasmos);


Otras dos recomendaciones de John Gottman y Nan Silver son:

  • Hablando con franqueza acerca de dónde proviene la expectativa, cómo forma parte de nuestra historia y qué simboliza en nuestra vida;

  • Evitando el juicio al escuchar. Es importante enfocarse en escuchar con curiosidad, con el fin de entender; no para debatir o contraatacar.

Es común que existan expectativas diferentes u opuestas; ello no define una relación. Pero sí es necesario abrir el espacio para reconocerlas, validarlas y buscar juntos como equipo una manera de dar cabida a los anhelos que ambos miembros tienen.


“Reconocer y respetar las esperanzas y sueños más profundos y personales del otro es la clave para salvar y enriquecer el matrimonio” (Gottman y Silver, 2001)


Referencias:

· Real Academia Española. (s.f.). Expectativa. En Diccionario de la lengua española. Recuperado en 2 de agosto de 2021, de https://dle.rae.es/expectativa?m=form

· Gottman, J., & Silver, N. (2001). Siete reglas de oro para vivir en pareja. Un estudio exhaustivo sobre las relaciones y la convivencia. Editorial Debolsillo.

· Hoppe, K. (2019). Communication 101: Speak and Be Heard, Part 1. Retrieved 4 August 2021, from https://stantatkinblog.wordpress.com/2019/09/19/communication-101-speak-and-be-heard-part-1/

· Sager, C. (2009). Contrato matrimonial y terapia de pareja (2ª ed.). Buenos Aires: Amorrortu editores S.A.




Entradas destacadas
Entradas recientes