• Mercedes M. Ruíz

La familia: el arma más poderosa para vencer la adversidad.




Cada familia tiene en sí misma la capacidad, el poder de desarrollar estrategias que potencien sus recursos para enfrentar y superar la adversidad. Ninguna familia está libre de problemas y las desgracias nos golpean a todos en distintos momentos de nuestro desarrollo. La clave está en el modo cómo la familia enfrente y maneje las crisis, las penurias prolongadas, el estrés, las experiencias difíciles, situaciones traumáticas. La familia ante estas adversidades debe amortizar el estrés, reorganizarse con eficacia para lograr una adaptación inmediata y mediata de todos sus integrantes, así como la supervivencia y bienestar de la unidad familiar como tal. No todas las familias, parejas y personas que sobreviven a situaciones adversas y difíciles son resilientes, muchas pueden quedar atrapadas en la condición de víctimas, con heridas sin sanar e impedidos de crecer por la ira y la culpa.


Cómo puede entonces la familia hacer y lograr proteger y empoderar a sus miembros para enfrentar los peligros y amenazas que aparecen a lo largo de su desarrollo?. La Resiliencia no es algo que tengamos que buscar fuera, es algo que tenemos cada ser humano, las familias y las parejas. Es una capacidad que poseemos todos y que sólo requiere primero, ser identificada y segundo, desarrollarla y potenciarla para ponerla en práctica. “Resiliencia es esa capacidad humana para enfrentar, sobreponerse y fortalecerse a pesar de experiencias adversas; capacidad con la que cuenta la familia para superar acontecimientos desestabilizadores, condiciones de vida difíciles y traumas leves o graves. Capacidad para construir condiciones vitales positivas pese a las circunstancias difíciles. Dentro de las funciones de una familia aparece como destacada su capacidad de promover procesos que favorecen la salud y el crecimiento a lo largo de la vida y las generaciones.

Como puede la familia activar su capacidad de resiliencia ante situaciones adversas?

  1. Haciendo un balance de la situación:

  2. evaluar los desafíos y amenazas

  3. identificar los obstáculos para resolverlos

  4. evaluar los recursos: entre ellos podemos mencionar

  • humor, risa, optimismo, calidez, afecto, apoyo emocional, confianza, lealtad, perseverancia, esperanza, valentía y coraje, límites claros y definidos, autoestima y la fé. Reforzamiento de conductas, valores y principios, validación, elogio, identificación de recursos y limitaciones de manera realística.

  1. Concentrarse en sacar el mayor provecho de sus opciones: importante considerar la búsqueda de alternativas de solución: reforzar la creatividad y la flexibilidad en la búsqueda de soluciones

  2. Trabajar en equipo como familia, asignando funciones de acuerdo a los roles

  3. Utilización de las redes de apoyo familiar y social comunitaria


Cada familia es única, diferente, posee su propia cultura y características que si se utilizan adecuadamente son la base para los cambios y ampliación del repertorio de conducta de sus miembros. Cada familia por lo tanto posee recursos únicos y propios que muchas veces por típicos: conductas de cuidado, atención, apoyo y otros, pasan inadvertidos. Tenemos que hacer campañas para rescatar estos recursos, ya que son conductas que promueven el desarrollo de los miembros y refuerzan la capacidad y valor de cada uno.

Es el tiempo perfecto y es urgente rescatar la fuerza de la familia, su capacidad de resiliencia, para enfrentar y sobrepasar en gran medida, las adversidades y amenazas que enfrentamos a diario en nuestro país.


Desarrollar la capacidad de resiliencia de la familia a la cual estamos llamando, es a la vez un desafío y un reto que queremos lanzar a las familias panameñas para que comiencen a verse como fuente de desarrollo, recuperación y superación. Que se den cuenta de cómo pueden por sí mismas ser parte activa de la resolución de problemas, más que esperar que se los resuelvan desde fuera.Una familia resiliente, es una familia fuerte, proactiva que saca provecho de las situaciones trágicas y difíciles al encontrar algo rescatable de la situación y vislumbrar posibilidades nuevas para resurgir de la adversidad.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags