• Alma Rivera

5 Tips para mantener vigentes las tradiciones navideñas en tiempos de pandemia


Debido a la pandemia y cuarentena, la navidad será diferente este año para toda la humanidad. Algunos han padecido directamente el virus, otros han perdido familiares y amigos, trabajos, relaciones sociales, etc. En diferente medida, todos estamos afectados; sin embargo, es muy importante darles continuidad a nuestras vidas y salir mejorados de esta lamentable situación; y en navidad, se nos presenta una oportunidad de utilizar nuestras herramientas de afrontamiento, adaptación y creatividad, para pasar una ¡feliz navidad!


1. Recuperar viejas tradiciones y crear nuevas.

En todos los hogares, vamos repitiendo tradiciones de nuestras familias; y éstas son las que posteriormente generan recuerdos agradables. En esta ocasión, podemos recordar alguna tradición en cuanto a actividades, que quedaron pendiente en navidades pasadas y que ahora podemos rescatar.


También es un buen momento para introducir nuevas tradiciones en el núcleo familiar; por ejemplo: organizar la cena entre todos, que los niños inventen un postre a base de helado y galletas, elaborar nuestros propios adornos, preparar una agenda de actividades que involucren cantar villancicos, ver películas navideñas y leer cuentos o lecturas específicas; y según las creencias religiosas, cantarle el cumpleaños al Niño Dios, por ejemplo.


2. Aprovechar el uso de la tecnología

A pesar de que estamos lejos, podemos acercarnos a través de la tecnología; aprovechemos el acceso a videollamadas y plataformas virtuales que permiten conectar varias personas al mismo tiempo, así haremos nuestra primera navidad virtual con nuestros familiares a distancia; también podemos diseñar tarjetas, regalar calendarios virtuales de adviento, enviar correos, participar en posadas o reuniones virtuales, etc.


Por otra parte, es un buen momento para conectar con aquellas personas con quienes hace años no nos comunicamos; rescatar relaciones olvidadas puede generar satisfacción y nos permite conectar emocionalmente con esas personas.


3. Practicar la gratitud y solidaridad

A pesar de estar atravesando momentos difíciles, siempre hay algo que agradecer; aún ante una pérdida podemos agradecer los momentos vividos y las experiencias aprendidas. También podemos agradecer la oportunidad que tenemos de poder continuar, establecernos nuevas metas y para trabajar por ellas, aunque éstas puedan ser totalmente diferentes de las que teníamos antes.


Reforzar nuestra espiritualidad puede generar mayor satisfacción y seguridad en estos momentos. Elevar una oración o dedicar unas palabras en familia por los que sufren y han sufrido, es un gesto de gratitud y altruismo.

Es importante también pensar en los menos favorecidos, recordemos que, así como siempre hay algo que agradecer, también siempre hay algo que podemos dar y en esta navidad podemos reforzar la solidaridad, por muy pequeño que sea nuestro aporte; además, enseñamos a nuestros niños la importancia de compartir.


4. Cuidar nuestros pensamientos, emociones y conductas

Es normal que eventualmente lleguen a nuestros pensamientos recuerdos de lo difícil que ha sido este año, las pérdidas y lo que no hemos podido lograr. Cuidar de nuestros pensamientos es aceptar que estos recuerdos llegan, lastiman y se van, que podemos verlos como recuerdos y luego pensar en las oportunidades que ahora podemos tener, considerando también que, ante momentos difíciles, también podemos desarrollar nuevas habilidades para enfrentar las adversidades.


Al cuidar nuestras emociones, podemos aceptar cuando sentimos una emoción desagradable, darle un espacio y permitirnos sentirlas de una forma regulada, manifestando una conducta adaptativa ante la situación. Es un buen momento para cumplir con nuestras promesas de cambio de comportamientos y actitudes que tanto hemos prometido a nuestra familia; como indica la frase: “me conozco y me cuido”.


Entonces podemos en familia, escribir nuevas metas y proponer los medios que necesitamos para lograrlas; metas tanto personales como familiares, luego podemos decorar las páginas y mantenerlas en un lugar visible.


5. Darle un sentido de calidad más que de cantidad

Es momento de reforzar la calidad de nuestras relaciones y valorar lo importante que son éstas para nosotros. Procurar que el tiempo que pasemos preparando y festejando la navidad, sea agradable para todos, buscando formas efectivas para resolver problemas y promover en los niños la importancia de las relaciones afectivas más que de lo tangible o material, organizar juegos de mesa con la familia, por ejemplo, puede generar recuerdos más agradables que jugar solo y con un juguete. La forma en que ocupemos el tiempo con nuestras familias será decisiva y marcará la diferencia en esta navidad; nos permitirá darle un nuevo sentido, valorando lo que realmente importa.



Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Instagram
  • Facebook Basic Square
  • YouTube

© 2017 IPTFP. Todos los derechos reservados. 

Síguenos en redes sociales:

Contáctanos para más información:

  • Instagram
  • Wix Facebook page
  • YouTube

Dirección:

Plaza Dos Mares 1, Dos Mares, Betania, Panamá, R.P.
 

Tel. +507 279-1058